Tras años de investigación, se descubrió que al tratar la piel por milimétricas fracciones, la respuesta biológica de curación resultaba ser mucho más rápida, por lo tanto, el tiempo de recuperación del paciente se reducía drásticamente. Este gran avance permitió que se desarrollaran nuevos tratamientos anti-age.

La Radiofrecuencia Fraccionada con Microagujas con Punta de Oro es un concepto muy nuevo que utiliza una técnica única de microperforado con agujas de punta de oro y radiofrecuencia, insertadas en un tip y este a su vez en un manípulo. Permitiendo obtener una concentración mayor del efecto de Radiofrecuencia por centímetro cuadrado que en otras técnicas.

Es una terapia antiedad que tiene la capacidad de regenerar las fibras de colágeno y elastina de la piel (encargadas de mantener firme el tejido) de adentro hacia afuera, al tener las microagujas lo que provoca son milimétricas lesiones que logran una mayor profundidad de la radiofrecuencia, provocando al mismo tiempo una regeneración celular. El aplicador administra energía de radiofrecuencia bipolar por fracciones sobre la piel a tratar. Esta energía provoca heridas microscópicas en la epidermis y a causa de ello se inicia una fuerte respuesta de curación. El tejido menos afectado, que rodea las fracciones de piel tratada, acelera este proceso y ayuda a la recuperación y cicatrización. El resultado es una piel con aspecto más firme y rejuvenecido sin efectos secundarios y sin cirugía.

Esta técnica se puede aplicar en los labios, surcos y comisuras, los pliegues nasolabiales, levantamiento de cejas y párpados. También se emplea para el tensado de la piel, las cicatrices del acné o las secuelas de la varicela. Se aplica igualmente para tratar la flacidez corporal, las bolsas bajo los ojos, las arrugas y la decoloración de la piel, también mejora las estrías y combate la celulitis.

Este tratamiento es seguro, sin dolor, y no requiere tiempo de inactividad mínimo. En cuestión de días es visible una mejora en la textura de la piel, volviéndose más y más evidente de 2 a 6 meses. El procedimiento dura entre 20 y 25 minutos en la cara, aunque en el resto del cuerpo puede durar más dependiendo del área a tratar.

A nivel profundo

  • Aumenta la hidratación y el grosor de la piel
  • Aumenta la actividad celular y el metabolismo de la piel envejecida
  • Estimula la producción de nuevo de colágeno y elastina

A nivel superficial

  • Disminución de la flacidez y las estrías
  • Disminución de la profundidad de las arrugas y tamaño de los poros
  • Muy eficaz en las cicatrices de acné y manchas solares
  • Mejoría de las arrugas del cuello y del escote
  • Rejuvenecimiento

En el periodo post-tratamiento, es posible que aparezca enrojecimiento o hinchazón leve temporal. Esto por lo general dura sólo unas pocas horas. Puede retomar sus actividades normales en cuestión de horas.

El cuidado posterior es sencillo y consiste en una crema hidratante simple y protector solar. Se recomienda una serie de 3 tratamientos mensuales para obtener resultados óptimos. Para condiciones más graves de la piel, se deben realizar tratamientos adicionales. Se aconseja esperar tres meses antes de someterse al siguiente tratamiento. Esto permite que el cuerpo tenga tiempo para producir colágeno para el estiramiento de la piel.

¿Es dolorosa la aplicación?

La radiofrecuencia fraccionada utiliza agujas muy finas y es relativamente cómoda. Una crema anestésica tópica es todo lo que se puede llegar a necesitar para que no sea molesto.

 

Especificaciones técnicas: ELLISYS RADIOFRECUENCIA FRACCIONAL  y  FRAXIS DUO

RADIOFRECUENCIA FRACCIONADA CON MICROAGUJAS
Etiquetado en: